jueves, 29 de enero de 2009

Seminario de Marc Bekoff en Madrid




Los próximos 6 y 7 de junio en Madrid, Marc Bekoff realizará un seminario sobre la vida emocional de los animales.

Marc Bekoff es un experimentado biologo de la Universidad de Colorado, premiado por su trabajo con los animales y por el estudio de sus sentimientos o vida emocional.


El temarío del curso estara basado en los siguientes puntos:

  • El tema de las emociones animales y el por qué importan
  • Etología cognitiva: estudiando las mentes y corazones animales
  • Pasiones bestiales: lo que sienten los animales
  • Justicia salvaje, empatía y juego limpio: la búsqueda del honor entre los animales
  • Cuestiones difíciles: responder a los escépticos y afrontar dudas en la ciencia
  • Elecciones éticas: lo que hacemos con lo que sabemos

Además existe un libro sobre el tema titulado: "La Vida Emocional de los animales" disponible en www.altarriba.org



Os pongo dos entrevistas para que os podaís hacer una idea de quien es este entusiasta de la madre naturaleza:

Primera Entrevista concedida en el Encuentro Internacional sobre los derechos de los animales organizado por Caja de Canaria:

— Usted es uno de los pocos científicos que estudia las emociones de los animales ¿Somos demasiado arrogantes para creer en su complejidad?

— Creo que mucha gente ahora sí cree que los animales tienen emociones, está cambiando muy rápido, pero aún queda cierta gente arrogante que piensa que sólo los humanos las tienen, sí.

— De hecho, ¿no hay un pequeño problema de equilibrio?, hay sitios donde la gente trata a sus mascotas como seres humanos, y las viste incluso, y otros, donde lo hacen como si no fueran ni seres vivos…

— Sí, es verdad. No deberíamos vestirlos, definitivamente, ni tratarlos como personas, sino como los seres que son; en España la situación está bien, pero aún necesita hacer mucho más, como las corridas de toros, que sencillamente deberían estar prohibidas, y se debería tratar algo mejor a los perros y gatos, pero hay mucha gente haciendo cosas buenas.

— ¿Pueden, las mascotas, acabar desarrollando más su inteligencia por convivir con personas?

— Yo soy científico, y la ciencia nos proporciona cada día más información sobre lo inteligentes y emocionales que son los animales, pero no creo que los perros o los gatos sean nunca tan inteligentes como los humanos; no como especie. El hecho de vivir con nosotros hace que sean más listos, de forma individual, digamos. Pero como especie tendría que hacerse una selección no natural, en un laboratorio para que se reprodujeran sólo los más inteligentes, como se ha hecho con los ratones, y entonces sí, se ha conseguido que unos sean notablemente más listos. Pero como biólogo lo que quiero es saber sobre cómo son ellos, cómo es ser, o sentir como un chimpancé, o como un pájaro. Quiero entenderles por quienes son, no como un reflejo de los humanos.


Segunda Entrevista concedida a Quo:

¿Existe realmente un conflicto latente entre los seres humanos y los animales?

Desde luego; yo creo que sí existe, y hace mucho tiempo. Los seres humanos llevamos siglos moviéndonos en el hábitat de numerosas especies animales en todo el mundo sin respetarlo, y esto les está causando una gran cantidad de dolor y sufimiento. Además, a medida que las obligamos a desplazarse de sus hogares, nosotros “redecoramos la naturaleza” a nuestro gusto, basándonos en motivos evidentemente egoístas.

Los expertos dicen que últimamente se ha producido un aumento de episodios violentos de ellos hacia nosotros. ¿Puede deberse a un sentimiento de venganza por todo lo que les hemos hecho?

El aumento de ataques parece demostrado. Además, los animales sin duda son capaces de mostrar venganza. Aunque, como apunté en mi libro La vida emocional de los animales (Ed. Fundación Altarriba), aunque sintieran venganza, como sucede con otros sentimientos que compartimos con ellos, esto no significa que la practiquen como los humanos. De hecho, creo que aunque alguno de los ataques que se están produciendo sean debidos a la venganza, esta no es la razón prin­cipal. La verdad es que los en­cuentros entre seres humanos y los animales están aumentando, porque seguimos invadiendo su hábitat. Ofrecer una teoría de venganza animal universal es exagerado.

¿Podremos llegar en algún momento a reconciliarnos con el mundo animal?

Tenemos que aprender a convivir con las demás especies animales. Creo que solo llegaremos a un acuerdo con ellos siempre que empecemos a respetar su forma de vida y entendamos que tienen derecho a su propia tierra, que no podemos invadir cuando nos venga en gana.

Como sucede entre nosotros, ¿hay también animales buenos y malos?

Nuestra calificación de lo bueno y lo malo no puede ser trasladada a los animales, y aunque a veces se los represente así, no existen animales malos por definición. En un momento dado, su comportamiento puede parecerlo, pero siempre tiene una justificación en la lógica de la naturaleza. En mi nuevo libro, que se publicará en la primavera de 2009 y que he titulado Justicia salvaje: la vida moral de los animales, mi coautora, Jessica Pierce, y yo hablamos sobre cómo la mayoría de los animales sienten empatía, tienen comportamientos compasivos y cooperan los unos con los otros. Aunque también discuten entre ellos y se defienden de los ataques, protegen a sus crías, etc.

La imagen de Gana, una gorila que cuidó a su cría ya muerta durante días, ha despertado el debate sobre si los animales tienen conciencia de lo que significa la muerte. ¿La tienen?

Hay muchos ejemplos como este, que demuestran que sí. Las urracas, por ejemplo, velan durante días. Aunque esto no significa
que vivan la muerte como nosotros, ni que al­berguen sentimientos similares. Cuando sufren una pér­dida, se aíslan del grupo, dejan de comer y les cuesta mucho volver a su vida normal.


Los interesados a ver si nos ponemos en contacto y vamos para alla.


Un abrazo.

1 comentario :

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar