miércoles, 28 de enero de 2009

Tutonka visita Pirena 2009



Pirena es la competición reina del mushing en Europa, desde su mas de una década celebrandose hace que en cada edición el nivel de los participantes sea superior, el número de asistentes aumente y la afición por la carreras de trineos se vea en auge.

Pirena se llega a considerar como la version europea de la conocida y peligrosa Iditarod de EEUU.



Desde Tutonka esta ha sido la experiencia vivida en Pirena:

"Llevo mucho tiempo siguiendo Pirena por Internet y TV, por fin me llego el momento de ver en vivo y en directo a estos perros mega-atletas. Como todo en esta vida el directo no tiene nada que ver con la fría pantalla.

Supongo que al que no tiene esta afición por los canes no le llama y le pasa desapercibido todo y sólo ve a perros correr…como en el parque…arrastrando al dueño.

De buena mañana al estar al lado de un equipo cuando están preparando el tiro se empieza a respirar un aire distinto, de competición, los perros saben que van a salir a correr…a tirar hasta que no les queden fuerzas. Empiezan los intensos ladridos y a la vez el trabajo del muhser y su equipo, tranquilizándolos, masajeando los músculos y mimándolos…sobre todo a los perros lideres que van a ser quien siguiendo las órdenes del muhser dirijan el tiro y atiendan a las ordenes de izquierda, derecha, stop…



Cuando los ves correr puedes ver el esfuerzo físico que realiza el perro y les da igual que sean más tirando, tiran como si fuesen solos, sin cargar más al compañero, dándolo todo.

En la llegada puedes apreciar perros exhaustos pero no por ello si el musher les da la orden de seguir iban a quedarse quietos….es curioso que esperan que vaya el musher y les acaricie y no es algo que se les pase con forme se termina se van corriendo a felicitar a los perros.


Estuve en la etapa 7 y 8 (Port Aine I y II), en la etapa 7 azoto un temporal de nieve y viento que no me dejo acceder a las pistas, lastima porque eran las condiciones optimas para realmente ver el origen de los perros de trineo…pero es lo que tiene la madre naturaleza.

En la etapa 8 el tiempo ya nos acompaño (-6ºC) y pudimos gozar. Dicha etapa nos hizo ver a muchos perros ya que al coronar el Pic de l’Orri (2440m) tuvieron que montar tiros de diez perros más menos.

Sobre todo destacar los perros nórdicos que te hacen reencontrarte con el origen del perro y el portento físico de los mestizos (se suele mezclar nórdicos con perros de caza)


Un día en Pirena…uno de los mejores regalos de reyes que ha tenido…"

Esperamos poder volver a compartir esta aventura en próximas ediciones.

Un abrazo

0 comentarios :

Publicar un comentario