lunes, 26 de octubre de 2015

Orbicanes.com. Interesante articulo sobre metodo de cría.

De nuevo copio y pego un articulo de Orbicanes.com, en esta ocasión sobre el metodo de cría.

"

Modelo Genético para el Mejoramiento de Razas Caninas.

Foto: Cortesia Ismael Correa-Criadero Del Serco. Colombia
  Por: Prof. Werner F. Kirschbaum B. Sc. Agr enviado para Orbicanes.com. 
Aplicando estas técnicas y metodologías de cría y selección, lograremos ser uno de los pocos mejoradores de las razas, diferenciándonos de la mayoría de los criadores de perros, que analizando sus metodologías de cría, no son más que multiplicadores de una raza a través de las generaciones. 
Aplicación Práctica del Método de Mejoramiento Teórico. 
Modelo Factible de Mejoramiento Canino con Base Genética
A.-Todo plan de mejoramiento de especies domesticas está limitado por:-
1.- Sistema de reproducción. En el perro la misma es de fecundación cruzada entre dos sexos diferentes.
2.- Intervalo generacional. En el perro es siempre mayor de 3 años.
3.- Número de individuos que se obtienen por individuo en un lapso de tiempo. En el perro es un promedio máximo de 3 lechigadas de 6 cachorros en 2 años.
Si comparamos con las plantas cultivadas las mismas poseen las enormes ventajas de posibilidades de autofecundación, ciclo anual y una gran cantidad de productos posibles por generación. Con las plantas por lo tanto obtendremos resultados más efectivos y mucho más rápidamente que con los animales.
Supongamos, que iniciamos un canil con la cría de una raza determinada:-
Para llevar los conocimientos anteriormente expresados, enfocándolos al nivel directo de las crías y mejoramiento canino, tenemos que llevar a cabo primeramente las siguientes consideraciones generales:-
1.- Primero y fundamental, es decidir que tipo de perro buscamos  en nuestra raza. Este es el paso más difícil y donde el criador demuestra su idoneidad en el conocimiento de la misma. Cambiar de rumbo durante las generaciones venideras es una pérdida de tiempo y en todos los demás sentidos, alargando el proceso de mejoramiento en forma indefinida.
2.-Tratemos de iniciarnos con perros del máximo nivel posible a nuestro alcance. Para ello localizar donde se encuentran los animales más cercanos o accesibles, los que más se aproximan a los genética necesaria para producir ese perro ideal.
B.-Canil Básico.
1.- Un número apropiado para el iniciar el desarrollo de un canil, consistiría en un plantel de cuatro perras de cría  lo menos emparentadas posible, en las cuales se ha efectuado una gran presión selectiva antes de posibilitar su inclusión en el canil, pues de ellas dependerá todo el futuro de la raza que nosotros criaremos.
2.- Haremos de las posibles hembras candidatas inicialmente una selección por performance o funcional, con un análisis de su carácter y de su capacidad para la función para lo cual la raza fue creada. Una perra que no reúna ambas condiciones, no merece ser incluida en el programa de cría. Si se trata de perras que ya han criado tomaremos además en cuenta su capacidad materna.                         
3.- Efectuaremos luego una selección fenotípica, visual y morfológica, juzgando primeramente el balance y proporción de las perras, para luego apreciar y probar la estructura del cuerpo en forma dinámica, evaluando el movimiento del ejemplar. Finalmente analizaremos  en forma muy intensa las distintas partes del cuerpo, no descuidando la corrección de la dentadura. Comprobando en la misma la no existencia de prognatismo y faltas de piezas dentarias.
4.- Luego efectuaremos una Selección considerando los Pedigree, con un análisis de los ancestros y colaterales con la mayor cantidad de datos posibles.
5.- Haremos una Selección de Progenie, si se trata de perras que ya han producido lechigadas, tratando de obtener la mayor cantidad de datos posibles de los cachorros producidos.
6.- Una vez elegidas y obtenidas las hembras, las mismas serán apareadas, si es posible con distintos padrillos, que han sido analizados, como las hembras por un mismo proceso de los cuatro aspectos de selección indicadas anteriormente. Estos machos preferentemente no necesitan ser propiedad de nuestro canil.
7.- Obtenidas las lechigadas de nuestras perras iniciales, efectuaremos las selecciones de los parámetros posibles en las mismas. Conservaremos únicamente aquellos machos y hembras, que consideramos, que serán superiores a sus padres y madres respectivas.
8.- Comprobado esto, luego del tiempo necesario sustituimos las hembras iniciales por sus hijas, que fueron comprobadas superiores a sus madres en el canil. A su vez conservamos los machos hijos superiores, para cruzar con las hembras diferentes a la línea materna.
9.- De las cuatro líneas que se crían con las hembras, tres siempre se cruzaran con machos de cría de las cuatro hembras, nacidas en el propio canil. Una de las líneas de hembras se destinará al cruzamiento con machos externos haciendo Exocruza, para incorporar genes nuevos, tratar de mejorar caracteres o refrescar sangre y obtener cierto grado de heterosis.
Únicamente los machos que hayan producido machos hijos superiores se emplearan para cruzar con las demás hijas del grupo del canil, distintas a la propia línea materna.                                                                                                                 
10.- Una vez, que se ha llegado al nivel deseado en la raza, de acuerdo con el progreso de la misma a través de las generaciones, se procederá a efectuar una Consanguinidad de Cría en Línea, con el objeto de obtener una disminución, en la variabilidad dentro del material de nuestra raza y fijar el tipo deseado.
11.- El objetivo de este modelo, es criando con un plantel relativamente reducido, ejercer dentro de lo posible una máxima presión selectiva y acortar el período generacional al mínimo. De esta forma acelerar al máximo la selección en todos los órdenes para alcanzar la finalidad deseada en un período lo más corto posible.  Igualmente posibilitar una vez alcanzada la meta unificar, el tipo del material de cría y su progenie, sin caer en la depresión consanguínea, manteniendo la posibilidad de un vigor híbrido continuo y posibilitar una selección continua en todos los órdenes, que permita a su vez un mejoramiento continuo, progresivo y ascendente.
Aplicando estas técnicas y metodologías de cría y selección, lograremos ser uno de los pocos mejoradores de las razas, diferenciándonos de la mayoría de los criadores de perros, que analizando sus metodologías de cría, no son más que multiplicadores de una raza a través de las generaciones. "

0 comentarios :

Publicar un comentario